Convencí a mi mujer a asistir a un club swinger en Madrid

Erotiska forum Erotiska berättelser Verkliga berättelser

Empty Avatar
måndag 17 december 2018

Mi mujer es una morena bastante guapa, y con unas creencias religiosas muy arraigadas, esto hacía casi imposible pensar en que algún día podría compartir con ella mi afición SW,v de la cual había tenido algunas experiencias en Bradil y Perú, y adoré el ambiente, en fin, comencé, mientras habíamos el amor, a platicarle primero experiencias mis con mis anteriores pareja, después, comencé a fantasear con algunas historias de ficción y otras que iba acomodando a la realidad que note comenzaba a exitarle, después le propuse, una hipotética visita a un club De, consiguiendobun rotundo no por respuesta, después comencé a fantasear con ella como protagonista de las más bizarras secciones de sexo con desconocidos antigüos novios, o amigos en común, incluso llegue a decirle, que Dada su poca experiencia previa a nuestro matrimonio, ella podría, previa coordinación, dólar a quien quiera, bueno naturalmente dijo que eso no pasaría y una sarta de comentarios contrarios a mi propuesta,.

Meses después, ya acostados, se dirige a mi muy mortificada, diciéndome que se había portado mal, y que se había acostado con un colega, le pedí que me lo cuente al detalle y naturalmente la perdone, hasta me coloque como corresponsable por haberla inducido a hacerlo, lo que no le perdone es que no me lo contara antes tal como se lo ofrecí, bueno la historia de este"infidelidad" la dejo para otra ocasión

Ahora iba a aprovechar mi posición de mayo maltratado para pedir un resarcimiento, que claro consistía en igualar el marcador y le propuse ir a un club sw, costo lo suyo pero lo logré, claro ofreciéndole que no pasaría nada que ella no quisiese que pase, el club estaba muy bien ambientado, ella se mostraba un poco temerosa aunque se notaba que se esforzaba por acoplarse, tomamos un trago en la zona de mesas contigua al bar, y aparecían esporádicamente hombres y mujeres con barras que después de tomar su trago desaparecían por donde habían venido, y se notaba que eso la inquietaba.

Después de unos 30 minutos y dos cubatas, me levanté inspeccionar, ya nos había mostrado una anfitriona las tres plantas del local, pero muy rápidamente, ella no quiso quedarse sola en la mesa y me siguió, cuando llegamos al salón de baile, ya habíamos Sido testigos de varias escenas muy calientes, entramos en el salón, pasaron unos momentos hasta que nos acostumbramos a la penumbra, vy pudimos distinguir en info de los extremos del salón una enorme cama, llena de personajes de todos los gustos y colores, altos bajos, gordos, flacos, viejos, jóvenes, con el común denominador de estar tocándose, teniendo sexo oral o folando en toda forma, comencé a bailar con ella, estaba exitadisimo, y ella no mostraba tanta resistencia como al principio, un hombre paso por detrás de ella y le cogió el culo, haciendo que se sobresalté un poco, le dije que no se preocupe que si no le dábamos entrada no industria, y le mostré a Dios parejas que se comenzaron a acercar entre sí, y comenzaron las caricias cruzadas primero sutilmente, hasta el desenfreno de ver cómo se marchaban pues la ropa ya les incomodaba.

La acerque a la cama y nos pusimos a ver, no decía nada, yo me puse detrás de ella muy cerca para evitar incursiones furtivas no autorizadas, su respiración se comenzó a acelerar y yo tenía el pene como una roca, la separe un poco del grupo, la pegue contra la pared y empecé a besarla ya acariciarla como si fuese la primera vez, deslice mi mano por debajo de su minifalda y disfrute viendo cómo cerraba los ojos de placer y hemos con la boca entreabierta mientras acariciaba su clítoris, me puse en cuclillas y empecé a besarle los labios de la vagina y ella comenzó a tirar de mi cabeza para sentir más presión hasta que terminó, la me incorpore y la seguí acariciando por un momento, después la fue los dos escasos metros que nos separaban de la cama hasta que se sentó en ella, libro a mi pene de su prisión estaba rojo como un tomate, y empezó a hacerme sexo oral de la forma más deshinibida que uno pueda imaginarse, después de un momento la contuve e hice que se incorpore, me senté en la cama, bajando mis pantalones para estar más cómodo, y ella se sentó encima comenzando a moverse deliciosamente, por momentos la sorprendida viendo a otras parejas con las que compartamos espacio, detente y sin haberme dado yo cuenta, ella pega todo su cuerpo al mío y me dice, hay un hijo de perra que me está acaudalado el culo hace un buen rato, es más creo que son dos, dile a uno que me meta el dedo al culo, b pero despacho, me fijé y efectivamente había un tipo que estaba acariciando el culo de mi mujer mientras la que parece era su mujer le hacía un oral, le dije con señas que le meta el dedo en el culo y el pensó que le pedía que le meta la Pola, cuando ví que se incorporó echando a un lado a su mujer, le dije con señas que no, mi mujer se inquieto y me preguntó qué pasaba, le dije que nada que se quede tranquila, y la mujer del tío que la acariciaba, se incorporó lo suficiente para hacerle un beso negro que le produjo una tremendo estremecimiento de placer, estuvo poco pues el marido quería participar, y ya con las cosas claras comenzó a meterle el sello por el culo, ella se movía como uno podría, no habría los ojos para nada, y justo cuando le hice señas para que le meta dos dedos ella se vino como nunca antes, podría decirse que fue un poco escandalosa pero continuo a que me venga deliciosamente.

El resto de la noche nos la pasamos folando entre nosotros, viendo y curioseando, me permito tiquete un poco por aquí y por allá, y cuando la tocaban a ella, ya en el jacuzzi,v ella declinaba graciosamente, bueno esa fue mi primera y casi única experiencia de con mi mujer, ya les contaré en otra ocasión el resultado de la segunda salida

Empty Avatar

Que buena experencia nos encanta casi le mismo nos paso a nostros

Empty Avatar

Cual fue vuestra experiencia, me encantaría que me la contéis

Guest